Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

sábado, 21 de febrero de 2015

FUEGO


foto sacada de internet


Carne trémula erizada bajo el pulso de una caricia. Regueros de fuego queman surcos en mi piel. Se asoma el anhelo en la profundidad de tus ojos fecundando la hoguera donde sumisa me entrego.

Cerrado el mundo y abierto el universo juegan los instintos a velar la noche tocada de luna. Hundes tu gemido en mi pecho y aspiras el aroma de una vetusta primavera. Tus brazos como fuertes cadenas me entregan a una libertad donde sin recato ofrezco mi boca.  Mis senos recogidos en tus manos, tus manos amoldadas a ellos, mientras voy cosiendo tu cuerpo a mi figura y pactando el aire que me abandona.

Se entrelazan los dedos, las piernas, las lenguas, las almas, las vidas… Se mezclan los sabores como jugos de frutos prohibidos. Somos las llamas trenzadas de un fuego que incendia el camino a su paso, devorando cada hendidura y encaramando cada saliente.

Somos el fulgor de las brasas en una noche queda. Somos oscuridad, luminiscencia, muerte y resurrección. Dos luceros que se extinguen al alba, dos corazones con sus guerras y su paz.

                                                                                                 


jueves, 12 de febrero de 2015

A HORCAJADAS



foto sacada de internet


A horcajadas, vaciando palabras sobre la boca del otro. Estrellando los latidos del pecho al son de un viento racheado. Chocando las miradas ardientes entre las pestañas para precipitarse en las curvas de sus rostros. Los cuerpos pegados, fusionados recibiendo la descarga de caricias. Las manos como aves liberadas revoloteando sobre el cielo de la piel.

A horcajadas, a sabiendas que abrazaban Kriptonita dejándose guiar por el deseo de sentirse. El aire celoso de ese instante, colándose, danzando por entre el pelo de ella. Pegándolo a los labios, haciendo de telón, de pared, de muro entre los besos. Besos ya no reos, saliendo de una  prisión de fuego en un orden desordenado, quemando oxígeno, aspirando aroma, bebiendo miel.

A horcajadas, mezclándose con el humo de un café y el lamento de un blues. Desnudándole los minutos al día, atrapando el tiempo a traición. Escribiendo una historia por un pasillo de palabras ahogadas. Tejiendo una tela de araña prisioneros de su propio incendio, de su misma muerte.

A horcajadas, sorbiendo tragos de vino eterno. Entregando vida a cambio de más vida. Vampirizando al espíritu del amor para que se amolde entre ellos. Rogándole a Eros que hunda más la flecha en sus corazones. Conjurando palabras exaltadas en la cornisa de la pasión. Vencidos sobre sí mismos se dejan limar las aristas de sus almas.

                                                                                        




sábado, 7 de febrero de 2015

EL AMOR ESTÁ EN LAS NUBES (dedicado a Txatxa, http://eltrasterodetxatxa.blogspot.com.es/)


foto sacada de internet



Quiénes la conocían decían de ella que era una pobre ilusa, siempre inventando historias. Otros más atrevidos la comparaban con Bella, (sí, la de Disney) por su afición a la lectura. Ella reía y se divertía al ver cómo todos divagaban sobre su forma de ser o estar.

Era un poco alocada, ensoñadora, protagonista de sus sueños siempre imaginando que un héroe de película vendría a rescatarla. Volarían de la mano bajo un manto estrellado y ella creyéndose Lois Lane, se dejaría enamorar por un tipo cuyos slips estuviesen a cara vista.

Mientras paseaba su mirada por las nubes fumaba lo que quedaba de la noche. Pronto acabaría su turno. Tarareaba una canción elegida al azar, una letra fácil y tonta, a ella la distraía y la sacaba de su insulsa realidad. También era casualidad que era pegadiza, y le ayudaba para robar sonrisas a los pacientes.

En eso andaba cuando una luz cegadora rasgó el encapotado cielo. Un rayo, una estrella fugaz, un… Un ruido estruendoso se abrió paso tras ella. Cargada de más miedo que valentía se fue acercando hasta el amasijo de hierros que cada vez iba tomando forma tras una nube de humo.

Cómo si de un conocido programa se tratara. De entre aquella nebulosa salió un cuerpo, algo amorfo al principio, fue adquiriendo cualidad humana o eso le pareció a ella. Frotó los ojos porque el tamaño de la cabeza no le cuadraba con un perímetro normal, los brazos extralargos, las piernas demasiado cortas y del tronco mejor no hablar.
A la vez que se le acercaba, ella daba tímidos pasos hacia atrás hasta que su espalda tocó la fría baranda. Cuando se consumió la distancia que había entre ellos, él comenzó a hacer aspavientos con las manos, gestos con la gran cabeza. Y menos mal que antes de que se asfixiara con la escafandra, cayó en la cuenta de que le estaba pidiendo ayuda para desnudar su cabeza.

Descubrió el mar de sus ojos y sin palabras la dejó cuando le relató su historia:

Ladrón de estrellas en  noches nubladas. Estaba haciendo equilibrios entre Leo y Virgo cuando la vio jugar con el humo de su cigarro, oyó su voz coqueteando con una canción y tanto se asomó para ponerle rostro al conjunto que se precipitó al vacío.

Tras unos minutos, la risa rompió el silencio y ambos se contagiaron de una extraña magia. Ella le tomó la mano pidiéndole que hiciera el favor de contarle algo más creíble o empezaría a pensar que estaba tan loco como ella.

No hubo manera de conocer la verdad. Desde entonces andan juntos por la vida, se les conocen como el loco astronauta y la enfermera soñadora.


P.D.- Lo prometido es deuda Txatxa. Espero que te guste, fue un placer escribirlo pensando en ti y una casualidad encontrar en la red a esta parejita tan parecida a las que salen de tus manos. Un abrazo.
Por cierto, esta canción siempre me roba una sonrisa ;)