Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

viernes, 27 de noviembre de 2015

PREMIOS OTORGADOS POR JAIME Y RUSACA


Me faltan palabras para agradecer a Jaime y a Rusaca los premios que me han concedido.
Tal vez luciéndolos pueda llenar el vacío.

No soy de seguir con las nominaciones, sé que eso está muy mal, soy un caso perdido ya me lo han dicho muchas veces, sobre todo mi madre.
Pero desde aquí quiero agradecer el detalle que han tenido por pensar en mí para los premios que luzco con orgullo. Pido disculpas, una vez más, por no continuar con dichas nominaciones... aunque sinceramente yo nominaría a todos los blogs que conozco porque sin vuestras letras... nada es lo mismo.

Gracias de todo corazón a ambos. Sois unas personas maravillosas... me lo habéis demostrado en varias ocasiones.


RUSACA

RUSACA



JAIME

JAIME

JAIME









sábado, 21 de noviembre de 2015

HOMBRÍA




25 de noviembre 
Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género contra la Mujer.
Fecha elegida para homenajear a las hermanas Mirabal,  tres activistas políticas de la República Dominicana, que fueron asesinadas brutalmente en 1960 durante la dictadura de Rafael Trujillo.

Sólo un pequeño homenaje para un inmenso dolor como es la existencia de esta lacra. Desde la primera víctima hasta la última. 

foto sacada de internet



Nunca digas que la quieres con la fuerza de tus puños, ni que la amas con la punta de tus pies. No te pongas su nombre en tus labios para demostrarle tu hombría, o la roces con el filo de un cuchillo para ganarte su respeto bañado de miedo. 

No la pises desde tu puesto viril cogiéndola del pelo para arrastrarla hasta el fango de tu vida. No la toques, no la mires, no le grites tus miserias... ella no es lobo que  muerda la sombra de tu desdicha. Abandona tu cátedra machista en cada golpe que propinas a su alma calamitosa y llena de dolor.

No inyectes tu odio en su sangre derramada al borde de tu huella. No seas el garrote vil que la inmortalice en las noticias.

Doblega a ese desprecio que una vez la amó.




                                                                                                         

viernes, 13 de noviembre de 2015

ÉBANO



Óleo de Carmen Gil Cabanillas


Es su piel mi literatura nocturna donde la hermandad de mis dedos se muestra cauta en la lectura de sus renglones. Las historias encriptadas en los surcos de su rostro se revelan al paso de mi tacto y en la ceguedad de mis yemas se van desvelando capítulos donde se desnuda la pretensión de su trama.

En su vasto pergamino desemboca mi concentración repasando con liviano empeño los párrafos donde encuentro lo inmoral, y si el despiste me aleja de lo leído… su voz instructora me reconduce por el cuento de su ébano hasta el episodio donde el suspense engatusa a mi virtuoso recital.

Camina mi mirada tras los trazos de mis manos presurosas por el desenlace del nudo ficticio, coincidiendo el punto y aparte de sus caderas con el encaro de sus ojos acuso la trayectoria hasta donde se encuentra mi beneficio para repasar(le) los términos acaecidos.

Lectora de su anaquel donde me refugia y me refugio, y rizada en su lomo quedo varada en su azabache envoltura dando paso al silencio guarnecido de un sobrio sigilo goteando la confección de mi relato sobre su negro satén.



                                                                                                      


viernes, 6 de noviembre de 2015

WINDSOR




foto sacada de internet

Catalogas de poema tu corbata capitaneando en mi desnudez,  y honrando a tu obediencia con la investidura de mis halagos te dejas guiar entre susurros hasta mi propio absolutismo.  Meces mi nombre entre tus labios acercándote con falsa seguridad para acogerme en tu abrazo.

Sé cómo fustiga mi indumentaria en lo profundo de tu pensamiento porque eres el espejo de tu ambición lloviendo sobre mí cada idea que mi imagen te provoca, y haciendo alarde de mi juego soy crupier de tus instintos impulsándote a apostar en este envite. 

Declaro una guerra abierta a tu ropa que se ofrece para ser vencida ante el asalto de mis manos, abriéndose a mi paso deja escapar la fragancia de tu piel embriagándome de su exude. Se estremece tu voz ante mi roce sabedor de su rito y en la diana de tu latido deposito la frase que hará que esta noche seas mío.

Le brindas osadías a lo masculino de tu prenda recogida en el puño de tu mano, mientras al otro extremo un Windsor presume en mi ombligo. Aderezo con mi docilidad la creencia de que eres tú el poseedor de la carta ganadora sin sospecha alguna de que la Dama esta vez, es la vencedora.