Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

sábado, 26 de noviembre de 2016

FEEL







A la caída del ocaso se baten tus labios por el desfiladero de mi espalda, se deshilacha el hermetismo de mi piel cuando infiltras tu veneno en cada poro dilatado, se suma a mi torrente y llegando al pensamiento, ya no pienso con claridad… sólo siento.

Sentir que bajo la quilla de tus manos se arremolinan las tormentas que anidan en mis entrañas, y que el instinto se vuelve felino bombeando deseo por cada vena de mi cuerpo. Este cuerpo encorsetado que despliegas dúctilmente entrega su horizonte, su sima y su recorte.

Esculpes envites en mis caderas trenzando tu vigor y mi brío, encaramas tu hálito en el umbral de mi boca reclamando el verbo carnoso que sacia tu hambre de mí. Tu peso es mi seísmo y mi cabriola tu contorsión.




                                                                      ©Auroratris                                                       













miércoles, 23 de noviembre de 2016

VALOR




25 de noviembre, día internacional contra la violencia de género.
Hoy vengo enfundada con el color que representa a la mujer, aquellas que perecieron en defensa de sus derechos y a la que cada día muere en nombre del ¿amor?
Hoy este color dice cuánto valor tienes, tengo, tenemos. 





-          - No vales nada, nunca lo has valido y nunca lo valdrás.  

-          -  Ella lo creía, Señor Juez, siempre se lo creía.


Con gritos acompañados de patadas,
aderezando con insultos SU condición de mujer.
Ella se lo creía tumbada en el suelo o de rodillas, implorando perdón.
Cubriendo SU cuerpo devastado y la fragilidad de SU alma.
Mientras era escudo de SUS hijos
se convencía de esa falsedad.

Aquella madrugada el puño de él encontró SU cara,
una, dos y tres veces sin parar,
descargando la rabia y la frustración, 
en tanto, el pecho se estrelló contra el cuchillo,
una, dos, tres, cuatro, cinco…


-         Y ahora dígame, Señor Juez… ¿Cuánto cree que vale SU vida para usted?



             © Auroratris                    









                

jueves, 17 de noviembre de 2016

EXTRAÑOS









Cumplimos lo que una vez prometimos no hacer. Como extraños nos miramos en este vagón de tren, hablar del tiempo es un tema recurrente. Silenciosos y durante un largo trayecto observamos por la ventana la metamorfosis del paisaje, se asemeja a la vida.

De soslayo te sorprendo ojeando la portada de mi lectura como queriendo descifrar a través del título a la mujer que tienes delante, tan distinta y tan distante. Me sonríes de manera condescendiente ofreciéndole una tregua al velado de las horas, y yo hago tres cuartos de lo mismo para contrarrestar la tirantez del último minuto.

Mojamos un recuerdo en el café del momento y lo tomamos entre el ayer y lo que pudo ser. Abanicamos la niebla, antes levantada entre los dos, para poder mirar un poco el rostro que nos enamoró, y nos damos cuenta de que no queda más que lo vivido.

Después te quedas en el andén de la última estación con una mano alzada a modo de despedida, yo copio el gesto y devuelvo una mueca parecida al guiño de un payaso… robo la última sonrisa de tu cartera antes de que el tren comience a avanzar. Desconozco mi destino… me dejo llevar y el sonido del traqueteo me repite tus últimas palabras, pero antes de llegar a la siguiente parada… las olvido.





                   ©Auroratris                       












                                         



viernes, 11 de noviembre de 2016

TE HABEO







Te tengo cuando con mente de mercader
surco tus confines
y convido a tu humedad
para compartir con la mía
rompiendo la línea que separa
el decoro de una dama.

Te tengo en el santo custodio
de tu aliento copulando con el mío,
y desvirgando el brillo de mi lengua
 crear alquimias
que provocan
el ensimismamiento de este tener.

Te tengo en el mismo delito
de profanar tu nombre
desbordando el caudal de mis canales,
descarnando el viento
que separa nuestro tacto
y catequiza mis ansias de ti.

Me tienes sostenida
en el mantra
que me  desnuda
y me viste
de esencias que no poseo.

Me tienes
 porque
 te tengo.



©Auroratris





                                                                                                                                


sábado, 5 de noviembre de 2016

TEMPO







Bajo esta luna toledana se encapsulan las notas en la hojalata de mis manos, viertes e inviertes los sacramentos aleccionados para conseguir la obertura que ocasione el descorche glaseado de un beso.

Me presento ante ti como nodriza de esta quimera, enfundada para la ocasión: lentejuelas en la mirada, labios de purpurina y piel de cuento. Me recorre tu sonrisa entre bocetos y ensayos de músico novato, y tras templar tu tacto sobre los candiles de mi cintura afinas el gemido que libero.

Viento, cuerda y percusión suenan en la sinfonía de los cuerpos, al tensar mi cordura en una mística clave de sol se eleva tu pecho en el agudo sonido que revela el culmen de tu obra, para acabar cayendo en el abrazo tamboril que cierra pausa y tempo.

                                                                                 
                                                           
 © Auroratris