Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

lunes, 20 de abril de 2015

PLATÓNICO





FOTO SACADA DE INTERNET


Le escribía poemas en el alféizar de la mañana. Le encendía versos mientras entonaba una vieja canción, la que un día robó para ella. Los recuerdos tintados sobre el papel, signos cobrando vida en forma de palabras sentidas.

Las cartas dictadas por su corazón nunca vieron la luz. Las conservaba en el buzón de una caja de madera junto a las fotografías que desvelaban fragmentos vividos, posadas sobre el gastado coletero, el que ella creyó perdido en el fondo del lago, y la cadena de plata con el colgante de lágrima.

Nunca revelaría su alma de poeta. Se escondía tras una máscara de chico duro de barrio, escudaba su ternura tras una coraza de cartón piedra. Desconociendo por cuánto tiempo podría continuar con la farsa. Temía que ella descubriera su debilidad. Su talón de Aquiles tenía nombre de mujer.

Ella llegó sigilosa, despacito, sin ventoleras y poco a poco se fue colando en su interior. Acomodándose a su vida, amoldándose a su capricho. Soñándola la respiraba llenándose de su todo. Titilaba su piel con cada roce inocente y distraído.

La miraba de soslayo mientras ella le tentaba con el eco de su voz. La recogía en su pensamiento sin que se percatara del rapto.  Pasaban los días, las semanas… sin encontrar el valor que le empujara a confesarle sus sentimientos. Mañana sin falta. Mañana.

                                                                                     





viernes, 10 de abril de 2015

TE DIBUJO




foto sacada de internet


Enfundada en tu abrazo, vestida de tarde de verano me voy adentrando en los senderos del deseo. Me vas susurrando tentaciones que provocan impiedad en mi piel. Serpenteas con el cincel de tus dedos cada una de mis locuras. Enroscas mi delirio al tuyo formando una cabriola de placer. Me estremezco con la torneada caricia que bordas en la costura de mi espalda.

Con mi pensamiento apoyado en tu latido voy dibujando lunas en el perfil de tus labios. Inventando con mi lengua un camino de fantasía entre el paraíso de tu mirada y la perdición de tus caderas. Dejo el infinito marcado en tu costado mientras le sonríes a mi coqueto gesto.

Descansadas las manos sobre la tibieza de la carne voy coloreando la noche, le pongo sonidos a tus sueños, tacto a tus palabras…

Bajo sábanas de amor danzamos un tango pasional. Me enredas, te erizo los sentidos. Me sueltas provocándote exaltaciones. Me elevas y te llevo conmigo. Te abandonas y sucumbo en tu fuero.

Quiero ser la tentación de tus noches y las dulces mañanas de tus días.

Te dibujo a líneas, a trazos… adorno cada uno de tus contornos complementándolos con los míos. Uno mis bordes a los tuyos como piezas de rompecabezas. Vuelco mi acuarela sobre nosotros y disfruto del paisaje que se refleja. Te sombreo de suaves otoños y de rabiosos veranos.

Te dibujo, te pinto, te coloreo a mi vida.
                                                                         

                  



lunes, 6 de abril de 2015

DUELES


foto sacada de internet


Hoy te escribo desde un rincón de mi alma, desde la esquina de mi soledad, desde la sombra del olvido. Quisiera que la lluvia de letras te empapara haciéndote sentir el frío y el miedo que recorre mis entrañas. Me gustaría que vieras el dolor en cada una de mis palabras, el arrepentimiento en cada frase y el ojalá me dejes mirarte a los ojos y decirte cuán arrepentido estoy.

Me refugio en el salón de los recuerdos dónde una vez fui feliz sin saberlo. Recorro los pasillos del pasado y me dejo embriagar por una felicidad efímera, me emborracho de imágenes del ayer, de tu risa de niña, de tus promesas de eterno amor. 

Me dueles muy dentro, mi amor.

Le grito al por favor me dieras la oportunidad de demostrarte cuánto he cambiado en estas semanas de ausencia. Me arranco los lamentos, las lágrimas y los latidos rotos de mi corazón a golpe de repetir tu nombre. Absurdo intento de hacer un conjuro con el suficiente poder que te traiga a mí.

Mi alma está hecha jirones, se me escapa la vida a través de ellos. Nado entre pesadillas al caer la noche, el insomnio se mete en mi cama abrazándome al paso de las horas y el estado de vigilia se apodera de mis sentidos, haciéndome delirar. Te me acercas, te me alejas, te me ríes, te me callas… 

Loco por tu amor.

Y el tiempo será mi saliva para cicatrizar, mas me niego renunciando a sus minutos sin tu presencia. No quiero un futuro sin ti. No quiero sufrir este duelo que me trae tu primavera. Yo sólo quiero que vuelvas a mirarme, a posar tu mano sobre mi pelo, a colgarte de mi mirada, a prender la llama en la mía.

 Sólo quiero decirte lo mucho que te quiero.