Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

martes, 22 de agosto de 2017

OTIUM





(Imagen propia)
Nos vemos en nada, mientras tanto... sonreíd






domingo, 20 de agosto de 2017

ALEVILLA

Quedarse atrapada 
en las cabriolas de una mariposa.
Perseguirla con la mirada hasta donde
se posa su próxima vez...
Revolotea sobre una Isla de Luz... 
donde
Sus alas son los versos que escriben poemas al vuelo.

Con todo mi cariño para ti mi querida Athenea.









Palabras que visten con doble falda
y al danzar desnudan una
mir[H]ada,
habitando en una mágica
Isla de Luz.

Aleteo o Athenea luminiscente
que se graba en tu real[Ida]d,
vocablo mudo
que esta alevilla sabe pronunciar
con áureo manto de
sap[C]iencia.

Caricia férrea,
que invita a un nuevo inicio,
y ahora te cuenta otra boca...
Hablando [Te]
de Almas que brillan entrando a la deriva
en su mundo de
Luz y Color.

 © Auroratris





martes, 8 de agosto de 2017

PLUSCUAMPERFECTA




¿Cómo hago con esta locura por ti?
Si cuando aparcas tu moto y apagas su motor disparas el mío a mil revoluciones... 
Si mi respiración se asemeja a la Tuya mientras subes por la escalera, 
Y te espero tras la puerta 
con tu Copa y mis besos en los labios.

¿Cómo hago para dejar de reír?
Si cuando me coges en volandas para llevarme a nuestra cama 
me siento volar, 
hasta que me dejas caer sobre ella y tú sobre mí... 
Confluyendo la vida.

¿Cómo hago para controlarte-me?
Si cuando tus manos inician el viaje en picado, 
mis fuerzas me abandonan dando paso 
al permiso de posesión sin resistencia...

¿Cómo hago para no dejar de sentirme en tus brazos pluscuamperfecta?


© Auroratris




martes, 1 de agosto de 2017

ANÁRQUICA






Péndulo que mece las pasiones anestesiadas en el envés de su espalda.
Se perturba en el columpio de un iracundo pensamiento,
y se encoge en la vereda de un despertar,
atenta a la arena que quema bajo la primogénita huella.

Traspasando las dunas de un  tiempo que no la alumbra.

Se ha perdido en encrucijadas y cruzadas
de carnes saladas,
donde encontró el placentero segundo
que la colmó del orgasmo encadenado.
Ha sido propiedad
del viento y del aliento
encaramado en su busto níveo y virginal.

Trae en las manos la huella del recuerdo...
De los cuerpos que amó en noches de hastío.
Trae un abismo en la mirada
donde hunde los sueños que perecieron.
Trae en el hueco de sus brazos
la brisa ondulada de su caminar...
Ella, que nunca fue de nadie y a todos perteneció.

© Auroratris