Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

sábado, 17 de noviembre de 2018

LL{AmAdo}













Fragmento el silencio que nos separa
y desfallece mi voz dormida.
Pronunciando un llamado.

Ven...

Que Soy nota silente esperando el vibrato que me enerve.
Como instrumento de blues...
Como Alma sin estrella aguardando tu tacto.

Agítame...

en tu pensamiento como fleco de tus nervios
sintiéndome Fortunio de tu piel.

Suéñame...

En tu deseo elevado,
y haz que tu involuntario espasmo
lleve el denso nombre de mi boca.


©Auroratris







sábado, 10 de noviembre de 2018

HidalGuía














Quijotesco,
este mi cuerpo se engalana
de un fresco pueril
y embadurna de simientes nuevas
este lecho de lluvias.

Asentido y consentido,
todo el estrellato de tu hechura
que se cose a mi costura,
pespuntes de placer que deshace
este temblor primero y reclama de tu peso
toda la luz.

Dóname las mieles de tu boca,
o simplemente sella los poros de esta Piel soñadora
que ya se alarga como la tarde.

Desperézame las ganas
de seguir amándote después de amarte.

©Auroratris










miércoles, 7 de noviembre de 2018

MaG{AdE}










Luce la noche un camafeo… hechizo para sus ojos,
dormido el pigmeo rayo sobre el dúctil cristal
la envuelve de Magia y Luna,
de Pluma y Letra Escarlata.

¿Acaso es Pecado Tocar-La?

Sueña que es Anillo de Plata y Viento,
alzando sus miembros en Cofrade Comunión.
Engaña a la distancia con un vuelco de cabeza
Y el guiño de un Escultor.

¿Acaso es Pecado Soñar-La?

Se desprende el Alabastro del Manto Nocturno
posando su Huella Secular.
Presentación Venerada para
la mirada Humilde y Mundana,
que se aloja en el Halo Lunar.

©Auroratris











miércoles, 31 de octubre de 2018

JEALOUSY








Adoro el rojo terciopelo… la intensidad de su tono envolviendo tu delicado cuerpo, haciendo juego con tus ojos, tu pelo… adaptándose a tus formas, ciñéndose a tus curvas. Esas curvas que hacen que pierda la cabeza y me transforme en una bestia hambrienta de posesión.

Verte así… inerte, tumbada sobre la cama, resaltando tu expresión sobre el color. Dormida para mí, con el rostro principesco, como esperando un beso de amor. Recorro con la mirada cada parte de tus modos, deteniéndome en cada uno de ellos y traer a mi mente momentos vividos, la pasión desbordada en cada entrega.

Me revuelvo en el sillón, pensamientos contradictorios me llevan a caer en la cuenta de mi nueva situación… sentimientos encontrados, emociones que me vapulean la mente. Me vuelvo a centrar en tu figura inmóvil.

El cuadro de tus hombros, la perfección para enmarcar el escote donde tantas veces vertí mi hombría y sellé tu piel con mi nombre. Deslizo la vista hasta tus caderas y siento esa pulsión incontrolable al pensar es tus movimientos llamando a los míos, con la seductora redondez engarzada a mis manos mientras mi cuerpo se estrellaba una y otra vez.

Tapo mis ojos con mis manos y es entonces cuando veo el rojo también en ellas. Me apresuro para correr a tu lado y comprobar tu estado, el helor que emana tu cuerpo, tu inexistente respiración, la rigidez de tus brazos… la desesperación me alcanza porque empiezo a recordar…

- Mía y de nadie más. - Grité antes de seccionar tu cuello y verte caer como un juguete roto. Inmaculada pertenencia en cada desgarro que llevé a cabo, amputé tu vida para que pertenecieras a la mía.

Después todo se tornó rojo terciopelo envolviendo tu delicado cuerpo.

                                                                          ©Auroratris         





                                                                                                                               

jueves, 25 de octubre de 2018

Marcar-Te









Cae tu cabeza sobre mi pecho como el ocaso en el horizonte, el sol le confiere secretos al mar de montañas y tú hilvanas promesas a dos voces en las cúspides donde descansas. Echaba de menos volver al hogar de tu cuerpo, escuchar tus manos, la conversación de tu piel con mis labios. Echaba de menos el sonido de la cafetera al terminar la tarde. Tomar ese café que todos rehúsan y que nosotros saboreamos entre algo más que juegos.

Sientes celos del borde de esa taza que ha robado besos de carmín… vuelvo a repasar mis labios para depositar un beso en el centro de tu vientre, me gusta ver cómo tiemblas al dibujar pétalos con la punta de mi lengua y robarte esa melodía que tan bien entonas. Visualizo la corriente eléctrica que te recorre, congelo esa imagen en mi mente.

No detienes el juego y yo continúo con mi ritual de marcas burdeos ... tus ojos entregados a la oscuridad, tu voz ahogada pregunta por el siguiente paso… “dónde y por qué”... sin embargo, respondo con mi atrevimiento.


  • ·         ¿Dónde?
  • ·         Cerca… muy cerca, donde pulsas mi nombre…
  • ·         ¿Por qué?
  • ·         Porque lo deseas y es lo que quiero.



©Auroratris









viernes, 19 de octubre de 2018

TeatraL









Pliega los miembros,
y el teatro de las manos
en el hogar de su regazo,
 Como si fuese la infancia en las tardes de invierno.

Le muestra a las pestañas la nueva dirección...
Abajo...
Más abajo...
Por Donde se diluye el río de los recuerdos.

Atrevida la comisura sonríe
ante el final de la función,
 y entre sombras queda
la única actriz de la obra,
esperando
la caída del telón.


©Auroratris





viernes, 12 de octubre de 2018

MUTACIÓN









Embriagada por su efluvio de no vida, 
recorro enhebrando el tálamo dormido de su ciudadela.

La entretela de su materia se mantiene rígida 
bajo el paso invertebrado de mi celo.

Apuesto todos mis inviernos 
para adentrarme en su víscera...

Aleteo que no percibe ojo humano... 
Mutan mis alas con sus pestañas 
y al soñarla la muerte,
 es a mí a quien se lleva...

Resucitar-me en ella.


© Auroratris