Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

domingo, 26 de junio de 2016

MADRID



Cruzaste la sala con tu sonrisa enmarcada entre el topacio de tu corbata y la picardía de tus ojos. Dos copas alzadas que chocaron en breve presentación, y en mi lóbulo tendiste la demanda de mi nombre.
La sorpresa de tu rostro se tornó en una mueca cómplice cuando a la respuesta de Miss Málaga le sumaste Señor Madrid. Lo lúdico quedó servido y nosotros fuimos los participantes de aquella ronda de conquista.
Serviste tus labios bordeando el cristal, y dejando ver el brillo de tu lengua el líquido desapareció en la sima de tu boca, sin apartar la mirada yo te reté con la mía. Rozaste la curvatura de mi hombro y provocando un accidente natural impregnaste de sensualidad el relieve desnudo.

La noche se unió a nuestro juego volviéndose trampa en nuestras manos, la hicimos y deshicimos a nuestro antojo… versando odiseas en nuestros cuerpos, tintando lienzos en blanco, liberando deseos enfrascados.
No hubo trato ni contrato tan sólo las palabras que nos prodigamos, las frases las dejamos escritas en la silueta de los dos. El tiempo se amistó y se enemistó a horas y a deshoras queriendo ser ladrón del momento, y perdiendo en su empresa se apiadó del ritual engendrado.

Volvimos a la rutina de un lunes por la mañana enfundados en unos trajes que apretaban nuestra libertad, pero a veces un pitido en la madrugada me recuerda que Madrid todavía sigue aquí.

¿Brindamos?  



                                                                                ©Auroratris                                                                 



jueves, 16 de junio de 2016

ROYAL CASINO



Raptas mi indecencia en tu ateneo nocturno, la reclamas desde el faro de tu orilla… apuestas al rojo de mis labios y yo lo hago al negro de tus ojos. Todo a un color en esta ruleta de emociones, todo a un número en esta apuesta indecorosa, con una tirada magistral la suerte es tentada. La tuya… la mía…

Lanzas los dados arremolinando los juramentos en el soplo vertido cuando en el reto desafías a mis prendas, rogando se guarden en el cajón de la vergüenza. Y siento esa exhalación que eriza mi nuca haciendo que la diosa Fortuna se apiade de nosotros, bendiciendo los cruces de caminos.

Consumas el juego a una sola carta, la proteges con un pensamiento engañoso confiándole nuestro sino. Urdiendo una trampa que te haga ganador absoluto de este pasatiempo entregas tu concentración, alarde de tu influencia. Parando este círculo vicioso me dejo vencer por lo canallesco de tu gesto y en lo coqueto de mi pose te ofrezco el as de mi manga.

Me atrapas entre las fichas de un dominó desfasado que simulando un camino sinuoso te lleva hasta la garita donde habito. La victoria queda anunciada cuando recoges tu premio. En este doble o nada… ¿seductor o seducido?
                                                                                                                                                       

                                                                                 ©Auroratris







jueves, 9 de junio de 2016

UNDRESS




Sostengo la dilatación cóncava en mi fiebre anunciada cuando esculpes la lascivia que emana cada poro de mi piel, y no hay más penumbra que el brillo de tu lengua y no hay más cántico que el jadeo de mis cuerdas.

Anudas tu aliento a la prosa de una frase que me quema como magma consagrada, acelerando la obediente ofrenda en la línea concebida entre tu oído y mi voz. Se te ajustan los espasmos al hilo de mi vientre cristianando el desfallecimiento que se anuncia tras la rapsodia de tu boca.

Desvestidos de decoro cabalgamos con las ganas blandidas, ondeando como bandera subjetiva el deseo de tenernos. Afincada en cada envite de tu cuerpo, acorralado en los disturbios del mío, entregados al abandono de sentirnos libres nos acunamos en los brazos del otro.


Convertida en cicerone de tu delirio te vuelves acólito del mío.


©Auroratris



                                                                                     

                                                                          

jueves, 2 de junio de 2016

ME PIENSAS


Será que si me piensas, un regimiento de hormigas recorre tu cuerpo apoderándose de todo impulso que él prodiga. Te abrazas a la almohada reclamando el fuego de mi boca, aquél que consumía cada recodo de tu piel y tus manos aventurándose te tocan donde tu lava hierve por mí. Será que echas de menos el aleteo de mis dedos jugando en los umbrales de tu virilidad, y es por eso que gritas mi nombre mientras sacudes tu remordimiento.

Llenas el aíre con los suspiros fugados de tu pecho…, y con ellos el sentimiento de vacío al recordarme cual vértebra convulsionada bajo tu peso y nuestro deseo. Intacto está en tu pensamiento el calor de mis caricias grabándose en tu espalda, mis piernas rizadas a las tuyas, nuestras caderas en despiadada insurrección llevándonos hasta el estallido.

Todavía guardas en tu oído el jadeo amotinado cuando doblada de placer te susurraba sin aliento. Siendo carcelera de tu codicia te entregabas en un laxo abrazo dándome y dándote de ti, de nosotros.

Y mientras eximes a tu orgasmo…te alimentas de aquella hoguera si me piensas…


                                                                           ©Auroratris