Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

domingo, 23 de diciembre de 2012

POBRE NAVIDAD


 

http://www.comunidadgdi.com/arte-manualidades/velas-de-navidad-y-su-significado.html

 

 

Tal vez debiera empezar diciendo que es la mejor época del año, la más bonita, luminosa, familiar, llena de sueños y demás cursiladas.

Mas no puedo. Ya no me lo creo.

Yo veo a la Navidad como una gran señora ostentosa y arrogante que abusa de los adornos para ocultar la realidad: disfraza una apariencia distinta de la que es. Viene cargada de luces para ocultar su oscuridad, de brillos para sus sombras, de ruido para su soledad, de colores para su tristeza.

Se pasea como cada año abanicando su soñadora mirada, cantando para ahuyentar a los fantasmas y sonriendo para sí misma intentando con un conato de felicidad autoconvencerse de que en verdad, es feliz.

Una noche al año enciende la llama de los sueños. Dejando que su luz centellee  entre sombras, entre recuerdos, entre lágrimas de ayer.  Entre los que una vez abrazaron su  embellecida figura. Aquellos a los que frívolamente recuerda en esta noche llegándole incluso a dedicar un brindis de amargura.

Es falsa la Señora. Me mira descarada, con desaire. Me reta con la mirada, me provoca con su risa, me enfada con su canto. Me induce al deseo de odiarla cada vez un poquito más.  No puedo mantenerle el pulso por mucho tiempo. Bajo la vista y me encuentro con un coro de querubines, todos embelesados con una boba sonrisa dibujada en sus rostros. Hechizados con su presencia.

No consigo lidiar con eso. Me recuerdan un pasado donde al calor de un brasero, al olor de las castañas y envuelta con la voz de la sabiduría, una niña se dejó cautivar por una joven Navidad.

Con el paso de los años ambas han crecido y  descubierto el interior de cada una. No se esconden, ya no se engañan, son ellas sin más. Mientras una apaga la vela para dejar de recordar, la otra la mantiene encendida para iluminarle el alma y ayudarla a soñar.

¡Pobre Navidad!
P.D.-  Pese a este relato antinavidad, deseo a tod@s aquell@s que pasen por este rincón una muy Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo.

20 comentarios:

  1. Es un relato genial, ya lo sabes, Aurora. Las cosas claras... hay mucho (todo) de verdad en esto que dices, aunque depende de puntos de vista, o de estados de ánimo. En el fondo creo que todo son excusas para jugar y celebrar, lo malo es que hay quien se aprovecha, pero eso pasa con todo. Luego está la historia, el cuento, el porqué de esta gran celebración. Yo me quedo con los momentos en familia, con la gente alegre en las calles... la gente de toda la vida, la del barrio, del pueblo... me quedo con el recuerdo de mi abuelo acostándose antes de comer las uvas, de mi bisabuela cantando villancicos. De la chimenea, de las luces calentitas a través de las ventanas de las casas...
    FELIZ NAVIDAD, FELIZ AÑO NUEVO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la Navidad que quiero recordar: la de mi infancia. Y con todo eso que dices, también. Quisiera volver a verla con la inocencia de los niños, pero... se nos ha ido de las manos, menos mal que nos queda disfrutar de la fiesta con la família.
      A los que no están se les echa más de menos en estos días.
      Agradezco muchísimo tus palabras, Luis.
      Un navideño abrazo, amigo.

      Eliminar
  2. Hay una realidad muy cruda en este texto, pero es cierto. A mí lo que más me llama la atención es que no me canso de oir a todo el mundo que le repatea la Navidad, sin embargo, todos, todos la celebramos, comidas de empresa como dice Analogía con gente a la que no soportas, comidas de familia aguantando a suegras o cuñadas o incluso hasta maridos patéticos jajajaj, pero ahí está todo Dios con sus mejores galas cenando y sonriendo, compras de regalos a pesar de la crisis, ¡¡vengan regalos!! que ya se pagarán... y ¿dónde está el verdadero espíritu de la Navidad?, yo no le tengo Ana, por que me quedé traumatizada de muy pequeña cuando supe que todo era mentira y leí el cuento de "La cerillera" ¿hay algún cuento más triste?, todavía lloro... ufff...
    Yo también te deseo una Feliz Navidad y que pase pronto jajajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese cuento yo lo comparo con estas fechas, Maite. Una vez consumida, todo vuelve a su verdadero color. Sacamos nuestro vestido de fiesta (cara buena) en estos días y después...
      Tengo la suerte de tener una familia estupenda, no sólo nos reunimos en estos días, también lo hacemos cada domingo del año. Por lo tanto no necesito que venga Navidad para brindar con ellos.
      Para consumir, me sobran estas fechas.
      Ea, no seamos las raras y Feliz Navidad!!!
      Un abrazo, amiga.

      Eliminar
  3. Aurora, no ha podido gustarme y estár más de acuerdo con tu magnifico relato-exposición de hechos, donde pones sobre la mesa realidades como puños. El caso es que al final, la mayoría se mete en la rueda.
    En cualquier caso, mis mejores deseos, hoy, y cada día hasta terminar el 2013....Bueno..y le 14 y el 3003...en fin, que por años no quede.

    Un enorme abrazo, mi niña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amiga Pilar. Todos terminamos entrando en este juego, ya sea por los niños y por lo no tan niños. Yo también te deseo lo mejor para cada día de cada mes de cada año.
      Un abrazo, corazón.

      Eliminar
  4. La Navidad se hace cada vez más consumista y se vacia de humanidad.
    A mi no me ha decepcionado. Para mi sigue siendo un momento de reunión familiar,pero no le pido más.
    Siento que te haya decepcionado,Aurora. Eso duele mucho.
    Feliz Navidad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La humanidad se transforma en estos días. Una vez recogidos los adornos, las luces y el escenario consumista que montamos, seguimos siendo los mismos. Eso me decepcionó. Aunque me quedo con la reunión familiar, de la cual disfruto mucho durante el año.
      Por supuesto Ohma, Feliz Navidad y disfruta de ese momento familiar, sin duda es lo mejor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. No he puesto ni luces, ni árbol. No he puesto villancicos ni a mi admirado Michel Bublé con su soniquete de navidades blancas americanas que nos venden por la TV.

    No por nada, sino porque las navidades eran geniales cuando éramos críos, cuando nos gustaban más las cajas empaquetadas que lo regalos en sí. Sin embargo, como dice Maite por ahí arriba, seguimos r que r sentados alrededor de la mesa año tras año. Y lo hacemos por una sóla razón. Por no sentirnos solos y no dejar solos a nuestros padres o nuestros hijos. Sólo porque los demás, aparentemente, parecen felices y acompañados.

    Ja.

    Aún así, te deseo que pases unos días en los que encuentres sentido a todo esto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay tocaya, mi casa parece el museo de la Navidad. Mi princesa se ha encargado de la decoración, acompañada del Rey, su padre, jajajaja. Por todo lo que tú dices, vivimos este momento, el de ellos. El nuestro, ya pasó, y fue maravilloso, así lo recuerdo yo.
      Felices fiestas y el sentido lo encontró el corte inglés, jajajaja.
      Un abrazo, toc.

      Eliminar
  6. A mí me pasa lo mismo si te soy honesta, con la navidad... Me parece una tontería total que haya que hacer determinadas cosas y juntarse con determinada gente porque es un determinado día del año...
    Por suerte ya estamos a 25.
    Un beso, y que pases bien lo que queda (el año nuevo sí me hace más ilusión, no sé por qué).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, nos dejamos conducir como un rebaño, Eva. Nos damos cuenta, y aun así consentimos, ya sea por un motivo u otro.
      Querida, ya estamos en el meridiano, vamos a por ese fin de año, al menos se festeja un cambio de fecha, jajajaja.
      Un abrazo y que pases felices días, corazón.

      Eliminar
  7. Tienes razón,amiga...en todo lo que dices; lo único que se me ocurre decirte es que la navidad, como todo, la hacemos nosotros, mal o bien...es decir, no deja de ser un reflejo (uno más)de la sociedad que formamos entre todos. No hay culpables, pues todos lo somos, de convertir una tradición bonita en un puto negocio más.
    En fin, no obstante ¡felices fiestas! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo transformamos, así somos nosotros. Yo he terminado tomándome estas fechas como un kit-kat en el trabajo. Menos mal que después de reyes empieza la primavera, según el Corte Inglés, jejeeje.
      Un abrazo compañero, felices fiestas y feliz año.

      Eliminar
  8. Es cierto que rodeamos la Navidad de una parafernalia desorbitada que nos hace perder de vista su verdadero sentido.
    Sin embargo, cada uno de nosotros tiene que poner su granito de arena en mantener la ilusión año tras año.
    En tu texto y en los comentarios veo gente desilusionada.
    Yo también lo estaba.
    Pero algo me ha hecho cambiar y procuro volver a ver el lado bueno de las cosas.
    Buen año que tengas, Aurori.
    Besos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se cambiaron las tornas.
      Feliz año para ti también.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Que pases un feliz fin de año, y que en el nuevo que llega
    se cumplan todos tus deseos.
    ¡Feliz 2013!
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, igualmente Ricardo. Que este nuevo año sea digno de ser recordado, si no como el mejor, al menos uno de los mejores.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Chiquilla... que sí, que será cursi, materialista o lo que quieras.. pero también existe otra Navidad, por ejemplo, oir a decir a mi muñeca cómo me dice: abuela mariose... jeje...! o me abraza, o me dice: "te telo"... y esa navidad, de las miradas llenas de cariño, del calor de las personas que quieres, que te quieren... esa, esa es la Navidad, para mí....
    Feliz 2013, cariño. Muackass!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es preciosa, Mariose y por esa Navidad disfrazo la mía, y así conseguir engañarla y volver a inundar de luz sus sombras.
      Un abrazo y feliz 2013, corazón.

      Eliminar

Toda imagen tomada de la red será retirada si el autor así lo solicita.

Gracias por danzar conmigo.