Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

domingo, 23 de junio de 2013

LAS AMIGAS DE LO SANO

Quien tiene un amigo, tiene un tesoro.


Me considero asquerosamente rica entonces. Poseo unos cuantos lingotes de un valor incalculable dentro de mi particular caja de caudales. La amistad, puede aparecer un día cualquiera a cualquier hora, no te avisa de su llegada, tampoco de su marcha, aunque se empeñe mi querida Anastasia en aniquilar la nuestra.

Leí no sé dónde, que no todas las amigas son para lo mismo. Me explico: están las confidentes, las del café, las de las risas, las de ir de compras, las del trabajo, las de pasar un rato… y así podríamos estar hasta el día del juicio final. Nada hablaba sobre las amigas de lo sano. Título honorífico con el que fuimos bautizadas por una de las componentes del grupo. Llamémosle Anastasia, aunque ese no sea su verdadero nombre, sólo unos privilegiados conocen el porqué de ese seudónimo.

Durante el tiempo que coincidimos desempeñando nuestro trabajo, no firmamos ninguna cláusula donde dijera que debiéramos ser amigas además de compañeras. Fue una libre elección, aprobada por unanimidad. Cinco vidas totalmente distintas, que consiguieron por unas horas formar una sola vivencia.

Un día cualquiera, apareció una idea en su linda cabecita:
-          Puesto que todas estamos sanísimas de la muerte… ¿por qué no comer todas juntas a una hora determinada?
Dicho y hecho.
Bendito whatsapp, se formó un grupo para convocarnos en la sala refectorio. A la 1 o’clock compartíamos una de las ensaladas más ricas  jamás imaginadas, hecha con cuatro ingredientes de un mísero catering de comedor de colegio. O sea, imaginación al canto.

En aquél pequeño comedor, nos concertábamos este saludable grupo. Era el momento más esperado por todas. Allí, sin prisas, sin gritos, sin niños que demandaran nuestra atención, compartíamos algo más que una ensalada con mucha lechuga.  Complicidad, risas, los momentos grises del día, los amarillos, los azules…, sueños, esperanzas, deseos…
Entre bocado y bocado, suertes y tristezas, fuimos forjando una amistad. Distintos niveles en la jerarquía hostelera: una cocinera, tres monitoras y una A.T.E, movidas por una misma pasión: disfrutar trabajando. Juro que la mayoría de las veces lo conseguíamos.

Ese grupo virtual, también sirvió para descargar tensiones y acabar o empezar el día con una sonrisa por bandera.

Las amigas de lo sano amenazan con volver.


¡¡¡¡Va por vosotras chicas!!! 



                                             


32 comentarios:

  1. Y que sano es que pertenezcas a ese grupo en el qeu poder echarte unas risas a diario, contar tus cosas con confianza y sentir apoyo.

    Ya sabes que lo tuyo no son los lingotes sino los diamantes, Toc.

    Un abrazo sano, sanísimo de la muerte. Por cierto, guapísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja es verdad, los diamantes son para siempre. Todos sabemos lo ameno que es trabajar cuando te rodeas de gente positiva, las horas vuelan, y aunque los problemas sigan ahí, los olvidas por unos momentos.
      Muchas gracias toc, por estar y por el piropo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Muy guapa, sí. Enhorabuena por una amistad tan especial. A cuidarla!
    Salud, Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis. Ya se sabe que para que algo dure hay que mimarlo y cuidarlo, jejeje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Como dices, tener amigas con las que puedas pasar ratos agradables o que te den su opinión sobre mil asuntos o que te acompañen en esos momentos en los que casi tocas suelo, es un tesoro.
    Yo tengo mi tesoro también, Aurora, :)
    Un fuerte abrazo,guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rodearte de ese tipo de amigas es un alivio, sabes que puedes caer, porque es inevitable tropezar, pero saber que habrán unas manos para ayudarte, es gratificante.
      Amiga Ohma, tú y yo somos unas privilegiadas.
      Gracias por dejarme siempre unas palabras de aliento.
      Abrazos, corazón.

      Eliminar
  4. Uf! Las amigas de lo sano, a veces son un exquisito peligro...a atesorar esas amistades!!

    besitos
    soni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, sí que son exquisitamente peligrosas.
      Gracias por tu comentario, Soni.
      Un abrazo, grande, grande.

      Eliminar
  5. Me encanta!!!! Me siento muy dentificada! Será por todo lo que eché de menos a mis amigas cuando tuve que irme del país!
    Un abrazo fuerte Auro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, dejar amistades que marcan tu vida, duele bastante. Cambio de destino con frecuencia, y siempre me afectan las separaciones, ufff, no sabes cómo!!!
      Un fuerte abrazo, Luni y gracias por pasar.

      Eliminar
  6. Cuidar esa sana amistad, es un regalo..........................simpática foto !
    Un abrazo
    Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un regalo muy valioso, jejeje.
      Lo de la foto... una odisea, no parábamos quietas!!!
      Un fuerte abrazo, Isabel.

      Eliminar
  7. En la viña del señor hay de todo, y en mi lugar de trabajo existe un grupito de mujeres amiguissimas que cuando se fijan en alguien lo despellejan vivo, por eso cuando veo un grupo de mujeres sanissimas de la muerte no puedo evitar sentir un escalofrío. Pero estoy totalmente de acuerdo que tener un amigo es tener un tesoro y sin ninguna duda disfrutar de la amistad es muy sano por eso me alegro por ti. Un abrazo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedo asegurar que este grupo es demasiado atípico, no nos va el mundo marujil ni las recetas del filete de panga, jajaja, pero entiendo tu temor, a mí me pasa cuando veo a algun@s, sudoración, vértigo, pelos de punta....
      A cuidar lo bueno que tenemos!!!
      Un abrazo y muchas gracias por comentar.

      Eliminar
  8. Si son amigas y, además, sanas (por dentro y por fuera) sí que es un tesoro a conservar.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un tesoro!! lo son Trini.
      Un placer tu visita, como siempre, ya lo sabes.
      Abrazos.

      Eliminar
  9. LA AMISTAD ES UN TESORO QUE HAY QUE CUIDAR... BIENVENIDAS A DISFRUTAR DE ESE AFECTO MUTUO.
    UN BESO AURORATRIS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La amistad hay que cuidarla y mimarla.
      Gracias, Luján. Ya sabes que tu visita siempre es de agradecer.
      Un fuerte abrazo, amiga.

      Eliminar
  10. Precioso canto a la amistad.

    Yo cada día estoy más convencida de que es de lo mejor que hay en este mundo. Y me planteo muchas veces el porqué de la elección de nuestros amigos...

    Comeduras de coco, que aún así me dejan disfrutar de ellos

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los amigos son esa familia que puedes elegir, son de lo mejor cuando aciertas.
      Muchas gracias, Beatriz.
      Besos.

      Eliminar
  11. Os conozco bien, coincido a la misma hora, en el mismo sitio, con mi grupo de cinco albañiles, comiendo fabada y comentando lo jodido que está el tema de la construcción, y el último fichaje del Madrid. Somos los amigos de lo espiritual. Un día de estos, os tiramos los tejos.
    Abracitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, ahora te reconozco!!! jajaja, sólo los tejos, dejad los ladrillos para la obra.
      Qué bueno es poder compartir intereses con gente maja!!!
      Gracias por tu paso y un abrazo, Amando.

      Eliminar
  12. Muy bueno!! está guay tener esos grupitos y disfrutar de tan buenos momentos. Enhorabuena a todas y estáis guapísimas!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que está guay, ayuda a descargar algunas tensiones, yo le llamo la hora tonta, que es cuando te ríes de cualquier tontería.
      Gracias amiga Maite por tu comentario y por el piropo, que transmitiré a las modelos.

      Eliminar
  13. Yo, que tengo la suerte de ser amiga tuya, no puedo sino ratificar tus palabras de entrada "quien tiene un amigo tiene un tesoro".

    Besos millonetis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga mía, tú y yo somos como el Tio Gilito, atesoramos auténticos tesoros.
      Un fuerte abrazo, mi Gondo.

      Eliminar
  14. Gracias por el mensaje de amor que me has enviado por este momento que estoy pasando, algunos lo pueden tomar como una exageración de mi parte pero yo soy así muy sensible con los animales, con los seres humanos, con todo aquello que me rodea y a lo que me aferro mucho porque siempre tuve poco afecto, una familia chica.

    Desde ya no tengo palabras para agradecer tanto cariño, no podía leer los mensajes porque lloraba aún más, tampoco podía ver las imágenes que había subido y las palabras que yo misma le había dedicado a mi adorada gatita. Es que fue muy fuerte para mi todo esto. No sé... debe ser porque estoy en otra etapa de mi vida.

    Te dejo un beso enorme y todo mi cariño, gracias, gracias... un abrazo tan grande como un cielo para ti.

    Cariños enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser todo eso que me cuentas. Yo provengo de una familia bastante amplia, somos una piña, nunca solos, sin embargo, me aferré a ese gato, tal vez porque él no tenía a nadie, o tal vez porque entre tanta gente, yo estaba sola. La adolescencia, la madurez.., no son las etapas,somos nosotras.
      Sentimientos que afloran sin un porqué, no le des vueltas.
      Siento lo de la gatita, ánimos amiga.

      Eliminar
  15. Al ataqueeeeee...buen grupo...un beso desde Murcia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias paisano por pasar y comentar.
      Saludos, alp.

      Eliminar
  16. Buen grupo whatsapero jijiji

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudo grupo somos, jejeeje.
      Agradezco mucho tu visita,40añera.
      Un abrazo.

      Eliminar

Toda imagen tomada de la red será retirada si el autor así lo solicita.

Gracias por danzar conmigo.