Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

viernes, 21 de febrero de 2014

ODA GATUNA


 El 20 de febrero fue el día mundial del gato, o eso dicen. Sólo quería rendir un pequeño homenaje a un gran amigo que una vez formó parte importante en mi vida.




Hundía su cara contra el mullido pecho aspirando la certeza de aquella amistad. Mientras, él rodeaba con sus patitas la pequeña cabeza que le ofrecía la familiaridad del gesto. Así les sorprendía el tiempo que por allí pasaba.

No había ningún bolsillo donde pudiera esconderse una punzada de dolor. Todo era blanco, peludo y blando. Un diminuto y sincero corazón habitaba tras esa vestimenta. Su ronroneo la invitaba a dormitar a su lado, entre las cosquillas de sus bigotes y el roce de su áspera lengua.

Ella reconocía en su calor al amigo, se sentía protegida por aquel pequeño ser que sin medir más de medio metro era capaz de entregarle todo cuanto poseía.

Él y ella, viva imagen de la ternura. Se comunicaban con los gestos del cariño, lenguaje universal. Si él vigilaba sus movimientos, ella le lanzaba cálidas sonrisas. A los roces de gratitud ella le respondía con una sobredosis de caricias.

En tanto, la vida seguía pasando.
                                                                                                              




FOTO SACADA DE INTERNET

32 comentarios:

  1. Que hermoso lenguaje. Ese sin palabras. Con caricias, con movimientos, sin palabras.
    besos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La caricia es el lenguaje universal por excelencia. Hasta los animales lo utilizan.
      Gracias Carlos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Adoro los gatos, tuve uno hace un par de años, tal cual cuentas en tu historia, uno crea una comunicación especial con ellos. Por ahora no tendré otro aunque me encantan, porque fue muy doloroso verle morir sin poder hacer nada.

    Besos dulces para ti y mis deseos de un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me acompañó durante mi infancia y en la adolescencia. Cuando se fue, se llevó con él algo más que mi cariño. Los adoro, tienen algo especial. Por ahora no tengo gato, pero.... no lo descarto.
      Gracias por compartir.
      Besos dulce, y un buen comienzo de semana.

      Eliminar
  3. Nunca he tenido gatos,pero este me parece especial.
    El amor en la caricia, la ternura en las manos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era especial Trini. Poseía ese don que lo hacía así, único.
      Gracias bonita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Merci Cath.
      Je vous souhaite un bon début de semaine.
      Sinceres salutations.

      Eliminar
  5. Una vez tuve una casa con huerta y no veas, tuve tres gatas y dos gatitos, semi salvajes. Me quedaba admirada contenplándolas, no solo su belleza sino también su inteligencia, cooperativismo entre ellas, cariño hacia quien se los da.
    Cada una era diferente de carácter como los humanos,y con una de ellas la sentía más cercana a mí,parecíamos entendernos con la mirada.
    Se nota en tus letras la ternura que sentías por él, Aurora.
    Merecido homenaje!
    Besicos, querida murcianica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mirada, siempre he creído en ese tipo de comunicación. Son especiales por naturaleza, a mí me encantan, puedo pasar horas observándoles y percibir cosas nuevas cada vez. Ha pasado mucho tiempo y todavía le echo de menos, fue un pilar importante en mi adolescencia, esa loca época en la que los cimientos parecen de arena, jejejeje.
      Gracias Ohma por compartir tu experiencia gatuna.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Hermosa foto que acompaña un sentido relato!

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Pero qué texto más precioso..pura ternura... hermoso.. (gracias por tu comentario!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias siempre a ti, Luni. Es que mi gato era pura ternura, ayyyy!!!
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Mira, en estos momentos tengo a mi gata cerquita de mí, subida en el router dormidita jajaja no se despega de mi lado ni un segundo, es tanta la ternura que producen los gatos, (no lo sabía hasta que he tenido ésta), que tu entrada al ver que se trata de gatos, me produce mucha ternura.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La irradian a raudales, sus gestos, sus movimientos... Los adoro. Ahora mismo envidio sanamente la imagen que me das, jejeje. Estás en muy buena compañía.
      Gracias María por compartir tu momento.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Una historia gatuna muy bonita, regalaron a mi hija un gatito al poco tiempo de nacer y le cuidé y mimé hasta que fue capaz de defenderse por sí solo. Ahora ella "Vakita" sabe quien es su madre... aunque juegue con todos los miembros de la familia, ese ronroneo tan especial solo lo hace conmigo cuando la acaricio la cabeza, ella busca mis manos dando pequeños empujones en ellas. Besos. Quería agradecerte tus aportaciones en mi blog a pesar de mis ausencias por el tuyo, en realidad por el de todos. Me he tomado un respiro "internaútico".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero es descansar y tomarse ese respiro necesario a veces. Siempre es un placer leerte Lumi.
      A mí me lo dieron cuando era una niña, fue mi responsabilidad desde el primer día, ese fue el trato. Entiendo lo que dices. Fuimos indispensables el uno para el otro. Su pérdida, hace ya muchos años, la llevé muy mal. Todavía le recuerdo con mucha añoranza.
      Agradezco mucho tu comentario.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Precioso homenaje al gato, los adoro, son preciosos, como tus letras.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Misterio. Yo también los adoro, no me canso de decirlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. que entrada mas bonita, yo no soy de gatos, ni de perritos .. no se prefiero verlos de lejos, soy miedosa para los animales, lo único que me encanta es la acuarofilia, he tenido acuarios marinos, de agua dulce, ciclidos ... de 200 litros
    me apasionan

    muchos besitos preciosa, feliz inicio de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es precioso, me encanta verlos, hay auténticas obras de arte. Lo importante es identificarse con alguna pasión. Yo soy más de poder acariciar, tocar, achuchar..., poder jugar con ellos.
      Agradezco mucho el que hayas compartido Cora.
      Un abrazo y buen comienzo para ti también.

      Eliminar
  12. Que situación mas dulce. Un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, mucho Rendan.
      Gracias por tu visita amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Sé bien cuánto te gustan los gatos, y cómo uno en particular fue el perfecto compañero de horas solitarias junto al mar.

    Estamos en el interior, de felina no tengo nada, pero... deja que yo también sea esa presencia que ponga calor en momentos fríos y que comparta el gesto alegre de los días felices.

    Besos amiga mía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso siempre amiga mía. Compartiremos hasta la tableta de chocolate, jejeje.
      Un abrazo mi Gondi.

      Eliminar
  14. ¡Adorable momento! Yo ahora tengo perro pero me encantan estos felinos

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los felinos tienen un halo místico.
      Agradezco que hayas compartido amiga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Solo recuerdo haber tenido una tortuga. ¿Sabes si hay un día mundial de la tortuga doméstica?
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
  16. Ah, ni idea!! Pero seguro que lo habrá y si no lo hay buscaremos en el calendario japonés, Jajaja allí no falla.
    Gracias siempre Amando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Muy bien ilustrado el texto con esa foto.

    ResponderEliminar

Toda imagen tomada de la red será retirada si el autor así lo solicita.

Gracias por danzar conmigo.