Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

lunes, 8 de diciembre de 2014

PARíS

foto sacada de internet


Una línea de erotismo le cruzó la mirada cuando la vio entrar empolvada de sensualidad. Su boca se entreabrió seductora cuando sus rostros se encontraron entre la gente. ¿Y si era ella?

¡Cuántas veces dibujó la torre Eiffel al final de su espalda!

No podía ser ella, y si lo era… los años la habían tratado muy bien. Mejor que a él ¿Cirugía o felicidad? O acaso, ¿era como el vino mejorando con la edad?

Le perdió la pista en una convención en Alemania, ella bromeó algo sobre la cerveza y acto seguido desapareció de su vida. Recordó imágenes congeladas de aquella mañana: La desnudez de ella sobre la cama, las manos sedientas de él dibujando el perfil y una mezcla de vodka y caramelo en los labios. No volvió a verla hasta esta noche.

El juego de la seducción. La mira… retira la mirada. Lo mira… misma jugada ¿Qué hace ella en París? No es su zona de trabajo. Pensó que sería un viaje de placer. Y su mente voló al goce de su cuerpo.

¡Cuántas veces encontró Notre Dame entre sus senos!


foto sacada de internet


Persiguió su nuca durante un buen rato y buscó la curva descubierta de su espalda, hasta encontrarla. La vislumbró junto a un balcón que daba a la famosa torre. Su mano derecha sostenía una copa de champagne. Y la estampa quedó grabada en su mente borrando de una pasada a la anterior.

¡Cuántas veces bebió París de su ombligo!

La voz se le quebró al pronunciar su nombre y el beso cayó hasta la mejilla. La seguridad de ella siempre conseguía desarmarlo, ya no se acordaba. En sus ojos encontró el camino, volvieron las palabras, sonaron las risas y una pregunta se liberó del pecho.

-         ¿A qué has venido?
-          Un día te regalaré París.- Me decías los lunes por la mañana.

Paseó la noche por el mapa de su cuerpo, la torre Eiffel al sur, al norte Notre Dame y en el centro… París.





32 comentarios:

  1. Muy ingenioso, buen desarrollo, buen remate.
    Un gusto haber estado acá.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Navegante. Un placer tenerte aquí.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Seguro que era como el vino que on el tiempo se contrae y eleva en su sabor y seguro que el reencuentro tendría ese romanticismo que da la ciudad del amor y que como en ellos el tiempo les dio el aroma de la experiencia para volverse a amar.
    Romántico, sensual y acogedor es sencillamente maravilloso leer tus relatos
    Un places recorrer contigo París. Besos Auroratris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. París, inspira. Una foto, su nombre... es una ciudad preciosa, sin lugar a dudas. Seguro que hace que los encuentros sean doblemente románticos.
      Gracias amigo, Agapxis, por tu comentario y por compartir, eres un cielo y un gran poeta.
      Besos.

      Eliminar
  3. Tienes talento para contar historias en la brevedad y atrapar con ellas al lector. Me ha gustado de principio a fin París :)

    Besos muy dulces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo, Dulce. Me alegro de que el micro te haya gustado, fragmentos de sueños.
      Mil besitos para ti.

      Eliminar
  4. Divino... Sensual, original...

    Y... París, que es una palabra mágica para mí, lo adoro...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también adoro París, qué tendrá?? Una vez leí que París no era una ciudad, sino un estado de ánimo, creo que no está mal la definición.
      Gracias, preciosa y mil besitos.

      Eliminar
  5. Me ha encantado ha sido como mecerse entre tus letras .... Paris

    Feliz semana, besos dulces

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que lo hayas sentido así, Slave.
      Gracias, bonita y mil besitos para ti.

      Eliminar
  6. Nunca antes me había dado cuenta de la sensualidad que tiene París. Visto así, claro, desde tu prisma, con tus ojos.

    ¡Qué decir! Quién fuera mapa para que descubrieran esa Torre Eifel y esa Notre Dame...

    Te sales, hija... Besazos tocayos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uffff, tiene poderío la ciudad de la luz, a mí me tiene... atrapá.
      Muchas gracias, Toc. Me quieres, lo sé.
      A ver si repetimos finde, Málaga también tiene lo suyo.
      Un abrazo gordo, gordo.

      Eliminar
  7. ahhhh es una maravilla este canto a la madurez! precioso y poético!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi Luni, me alegro mucho de que lo sientas así.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Dibujó, encontró, bebió y, finalmente, halló y vivió, otra vez, una vez más, una vez, como primera :)

    Et pour toi, j'étais prêt à remuer ciel et terre, mais t'as pas vu tout ce que j'ai fait. J'ai perdu ma bataille, il n'y a plus rien à faire...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando no es el final... el reencuentro es como la primera vez, siempre.


      Belle brodé de mots de désespoir , pas de batailles perdues se il jouissait de la tentative.
      Gracias, Nicky y volveremos a beber París. Confía, preciosa.
      Mil besitos.

      Eliminar
  9. que bonito donde hay una historia asi en mi vida ja ja sera en mi mente y la tuyayo con Paris me conformo
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivir historias así desde la mente, imaginarlas y sonreir. Tenemos poder de viajar y de sentir con solo soñarlas, Txatxa. Jejeje, yo también me conformo con París.
      Mil besitos, bonita.

      Eliminar
  10. La arquitectura femenina,una musa de proporciones irreemplazables. Un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh, adorable tu forma de ver la feminidad.
      Gracias por tu huella, Rendan.
      Un abrazo para ti, amigo.

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Seguro que sí, Amapola.
      Mil besitos para ti y feliz tarde de domingo.

      Eliminar
  12. ¿Qué decirte? Siempre es un lujo leerte, y releerte :)

    Muchos besitos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carmen.
      Lujo son también tus entradas, tan acertadas.
      Mil besitos y buena tarde de domingo.

      Eliminar
  13. Magnífico relato. Me ha quedado un sabor a Paris que no veas!
    Felicidades querida amiga!
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino ese sabor.
      Gracias, amiga Ohma. Un placer tenerte.
      Un abrazo desde mi sureste.

      Eliminar
  14. Cuánta sensualidad hay en este micro, Auroratris, juegas con las palabras de una manera maravillosa, tanto que nos envuelves en tu relato, y nos haces meternos dentro de los personajes, es increíble, la manera que tienes de narrar la historia, y ese aire tan seductor que das en cada historia, cada día me maravillas más.

    He oído decir que París es la ciudad del amor, y creo que debe ser cierto, y también la del encuentro, tú nos lo confirmas bien, pues no te imaginas las ganas que tenía de conocer París ya antes de haber leído tu entrada, imagínate ahora jajajaja, pero lo he sentido leyéndote.

    Aunque todo tu relato me atrapó, me encantaron especialmente estas seductoras frases:

    Cuántas veces dibujó la torre Eiffel al final de su espalda!

    ¡Cuántas veces encontró Notre Dame entre sus senos!

    ¡Cuántas veces bebió París de su ombligo!

    Te felicito, Auroratris, por tu manera de transmitir, ¿sabes que cada día te admiro más?

    Un beso enorme y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, cómo me haces sentir!!!
      María, mi maestra que me enseñas con tus entradas que si cierro los ojos puedo ver y sentir las emociones. Que dibujas sensualidad con tus palabras ayudando en el aleteo de mi imaginación. Mi meta querer aprender a cincelar así, simple aprendiz tras tus pasos.
      Me siento agradecida y mucho.

      París... la visité en una ocasión. Toda ella enamora, incluso su lluvia.

      Mil besitos y feliz tarde de domingo.

      Eliminar
  15. Me has atrapado con la historia llena de sensualidad y encanto. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que la hayas disfrutada, Hanna.

      Gracias y mil besitos de domingo.

      Eliminar

Toda imagen tomada de la red será retirada si el autor así lo solicita.

Gracias por danzar conmigo.