Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

domingo, 3 de febrero de 2013

LA HUIDA


PLAYA DE GARRUCHA -ALMERÍA- VERANO 2012
 

Cansada, rompió la brújula . Buscando el Norte, encontró esta playa. Arena cálida, tímido mar, olas que bordan la orilla.
Sin duda es el sur de la brújula.

Se sentó y reflexionó. Dejó que el agua acariciara sus pies, el sol bañara su rostro, la brisa se sumara a sus suspiros. Permitió a la arena coserse a su sombra, y así, sintiose acompañada.

Hasta allí llegó huyendo de ella misma.

No lo consiguió.

34 comentarios:

  1. Muchísimas veces he pensado en eso, en las playas como fin y al mismo tiempo, comienzo.
    "Permitió a la arena coserse a su sombra". Evocador, transmite una imagen distinta esta frase poética, admirable.
    Preciosa fotografía.
    Te mando abrazos, cada vez me resulta más interesante tu blog, compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar, la playa, la serenidad de su horizonte...
      Gracias, amigo Luis.
      Me alegra mucho tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Es que a una playa así, no es para huir de sí misma...sino es para encontrarse....sisissi me gusto,cortita prosa,pero contundente.


    besitos
    soni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La playa invita a las dos cosas. Queriendo huir, me he encontrado muchas veces en ella.
      Muchas gracias por pasarte, Soni.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Huir... de eso se trata. Es difícil la mayoría de las veces... Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy difícil, amiga!!!
      Gracias por venir y un abrazo.

      Eliminar
  4. Me gustó mucho la entrada. Corta pero concisa. No hay que huir de uno mismo, es lo peor que se puede hacer.
    Un abrazo.

    Luna Plateada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huir de uno mismo para renovarse, a veces es aconsejable. Difícil tarea.
      Gracias, Luna.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Ay qué bonito! Creo que es uno de tus mejores relatos! redondito,no le falta ni le sobra nada! Me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luni, me has sacado los colores, jejeje.
      Gracias por tu visita.
      Un abrazo, corazón.

      Eliminar
  6. Ay, mis playas del sur! Y además ahí hay unas gambas de aúpa... Normal que no lo consiga, quizás en vez de huír lo que tiene que hacer es encontrarse...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Playas fabulosas para encontrarse, verdad???
      Huy, las gambas.....
      Gracias, tocaya.
      Te mando un abrazo.

      Eliminar
  7. Ningún lugar es idóneo cuando se huye de si misma. No hay manera de huir, hay que enfrentarse con el problema que tanto asusta.
    Cortito pero denuncia muy bien esa situación en la que podemos estar en cualquier momento de la vida.
    Un fuerte abrazo,querida Aurora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Ohma. No queremos lugar para huir, lo que realmente deseamos es hacerlo de nosotras mismas, así que da igual el lugar.
      Hay que tirar "palante"
      Gracias por venir.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. A veces es tan difícil perdernos...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces???
      Más bien siempre..... dificil tarea.
      Gracias por tu comentario, Trini.
      Te mando un abrazo.

      Eliminar
  9. No podremos nunca huir de nosotros mismos, ni de aquello que nos atormenta... la sombra nos sigue aún en el confín.

    Precioso texto.
    Me quedo por este lindo blog, vengo del sitio de Trini.

    lujanfraix.blogspot.com


    Mi blog principal por si quieres visitarme.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Luján. Un placer tenerte por aquí.
      Por supuesto que me paso a visitarte.
      Un saludo.

      Eliminar
  10. Lo bueno de huir de ti mismo es que conoces sitios :)
    Muy buen poema,amiga; creo que no te había leido nunca en esta clave poetica, y le das muy bien.
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo había pensado... con lo que me gusta a mí viajar!!!
      Gracias amigo, una vuelve de vez en cuando a sus raices. La cabra siempre tira al monte, jejeje.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  11. Se puede huir de casi todo, menos de uno mismo. Preciosas esas olas que bordan la orilla...

    un abrazo salado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón querida Ángela, nunca de unos mismo.
      Gracias por tu comentario, corazón.
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  12. Precioso, Aurora.
    Yo quiero encontrar ese lugar de donde jamás huir.
    Descubrirte ha sido un placer. Entraré a menudo en este lugar, con tu consentimiento.
    Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando lo encuentres, avísame!
      Gracias por venir, encantada de tenerte aquí.
      Besos, Eva.

      Eliminar
  13. Gracias amiga por venir a mi casa tan rápido y por quedarte en mi refugio.
    Te dejo un beso y un abrazo grande.
    Cariños miles.

    Pd Ahora voy a cerrar los comentarios porque me siento agotada, pero descanso unos días y vuelvo. Igual sigo publicando.

    Saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viene bien descansar para renovar fuerzas. Un placer visitarte y no dejes de publicar.
      Un abrazo, Luján.

      Eliminar
  14. Resultamos unos animales muy dados al libre albedrío sin ser del todo conscientes de lo dificultoso y sangrante que resulta, siempre y en todo momento, demediarnos, separarnos, huir partidos en dos cada mitad por su lado. Somos esperanza grapada al miedo a recordar aquello de lo que provenimos: el terror a la vida.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, Miguel. Ese miedo no nos deja ser libres, no nos deja vivir aunque sí respirar.
      Agradezco mucho tu comentario.
      Un saludo.

      Eliminar
  15. difícil, la conciencia siempre la iba acompañar a donde fuera.

    ResponderEliminar
  16. Tiene razón David, es difícil separarnos de ella, pero a veces nos gustaría poder escapar, incluso de nosotros mismos.
    Gracias por su visita, un placer.

    ResponderEliminar
  17. Siempre buscamos alternativas para descubrirnos y saber que camino tomar, no siempre encontramos el norte, pero al menos pensamos... Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff Lumi, pensar es lo que más hacemos, las vueltas que les damos a las cosas y al final creemos haber errado.
      Gracias por leerme.
      Un abrazo, corazón.

      Eliminar

Toda imagen tomada de la red será retirada si el autor así lo solicita.

Gracias por danzar conmigo.