Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

domingo, 6 de julio de 2014

LA NUEVA HUÉSPED



Desde hace un tiempo nota en ella algo tan diferente como raro. Observa sus gráciles gestos, curiosamente tienen algo distinto. Escucha en su voz de niña palabras de otro ser. Penetra en el fondo de sus ojos buscando algo que le indique que es la misma, que no hay nadie usurpando su identidad. La estudia, la analiza, la busca. Quiere verla una vez más y poderle decir cuánto la echa de menos.

Encontrarla para tener la oportunidad de despedirse y contarle que la espera al final del camino, allí donde las margaritas crecen salvajes, sentada al borde del arroyo donde una vez jugaron a ganarle la partida al calor.
FOTO DE INTERNET


No reconoce al nuevo ser que se aloja en la habitación del fondo del pasillo, viste con su ropa y disfruta de sus enseres. Los que ella tanto mimaba. La oye cantar las canciones que antes compartían e intenta recordar la última vez que lo hicieron juntas  ¿Cuándo las  conversaciones fueron sustituidas por monosílabos y la risa quedó solitaria? ¿Dónde fueron los secretos susurrados en las madrugadas?

Preguntas que se estrellan en el eco de la mudez. Restos de muñecas juegan al escondite en sus manos y las zapatillas de ballet la invitan a danzar. Todavía queda un halo de niñez en el aire que amenaza con un adiós cada anochecer.

Pasa junto a ella descubriendo al silencio cosido a los labios. Pequeñas descargas percibe la piel cuando se rozan.  Armas desenfundadas en un campo de batalla inexistente a la espera de un nuevo ataque. No hay Victoria en esta guerra sin cuartel. La una defendiendo a su nuevo huésped, la otra luchando sin luchar.

Desde hace un tiempo una extraña se interpone entre ellas.
                                                                                                                          




22 comentarios:

  1. Interesante texto que puede tener más de una lectura, la enigmática y misteriosa que puede llevarnos a lo paranormal o aquella que nos dice que todos dejamos atrás la niñez sin querer realmente hacerlo. O quizás alguna otra...

    Por cierto muy linda la canción de LOVG.

    Besos muy dulces para tu comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Dulce. He querido jugar con la doble interpretación al tratar este tema. Parece como si fuésemos abducidos al llegar a la adolescencia. Hasta que no se domina, ufff, qué difícil es el control!!!
      LOVG, me encanta!!! Más de una vez he tirado de su música en mi blog, jejeje.
      Mil besos para ti.

      Eliminar
  2. ahhhh fascinante! Abre distintas vertientes,como dice Dulce... según la mirada del lector se entenderá de una u otra manera.. me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Luni, puedes elegir una u otra. Jejeje, tú sí que eres un encanto!!!
      Mil besazos.

      Eliminar
  3. Un texto muy atractivo y fácil de leer. Me ha gustado mucho que lo acompañes de música, es un elemento que ayuda a situarse en el tono del escrito. Te felicito, un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que esta entrada haya sido de tu agrado, ha sido un placer tu visita.
      Gracias Sara, por tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Yo también, jajajaja. Mal camino lleva!!
      Abrazos Amando, cómo siempre.

      Eliminar
  5. Sí, tiene más de una lectura. Me quedo con la que le he dado :)

    Me ha gustado mucho

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste, Carmen.
      Un besazo, preciosa.

      Eliminar
  6. Preguntas ¿Cuándo las conversaciones fueron sustituidas por monosílabos y la risa quedó solitaria?¿Dónde fueron los secretos susurrados en las madrugadas? me encantó tu respuesta: se estrellan en el eco de la mudez, aunque seguro que quedaron cerca y el eco tembló escuchando respuestas.

    Tú sí me quedas muda, Auroratris, cuando te leo, y no sé ni qué decirte en los comentarios.

    Me encanta siempre leerte.

    Tienes mi total admiración.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento muy halagada, María. Me has dejado que no sé qué contestarte. Sólo puedo decirte mil gracias, de corazón. La admiración es mutua, de veras.
      Un abrazo, bonita.

      Eliminar
  7. Introspección de la persona, psicología a flor de piel en esta elegante prosa que suelta ráfagas líricas y te transporta. Una primera estrofa redonda. Te deja con ganas de un poquito más.

    Salud, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pura psicología hay que utilizar en esta etapa, amigo Luis. Justo en esa estrofa se resume todo.
      Besos.

      Eliminar
  8. La echas de menos, eh, Toc? jajaja... Es normal, pero tranquila, verás que de pronto tendrás una amiga a tu lado.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo confieso, porque vaya cambio!!! La canción de Julio Iglesias... de niña a mujer, se queda en mantillas. Que pase pronto esta etapa, por favor!!
      Gracias por tus ánimos, Toc.
      Un abrazo gordo, gordo.

      Eliminar
  9. Diría que estás describiendo ese paso de niña a mujer. Etapa en la que los cambios son tan brutales que lo mismo te separa de seres queridos como te une con gente desconocida.
    Recuerdo yo de ver a mi madre casi desconocida. Y no era ella, por supuesto, la que cambiaba.
    Muy bueno el relato,querida Aurora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una etapa que todos hemos pasado, no somos conscientes de los cambios, es verdad. A unos se les nota más que a otros, en este caso... es bestial, querida Ohma. Ande andará mi niña????
      Un fuerte abrazo, te echaba de menos.

      Eliminar
  10. Es un texto atractivo, pero también misterioso, como la vida y ciertas épocas que se establecen dentro de nosotros y nos cnducen a cambio profundos que a veces puden desequilibrarnos o romper con elmundo que creíamos enternder...
    Nada es lo mismo si le das la vuelta a las cosas...
    Excelente Auroratris.

    que disfrutes estos días...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Esclavos de nosotros mismos.
    Gracias José, por tus palabras.
    Besos y feliz verano.

    ResponderEliminar
  12. parece que me has leido el pensamiento ,no tengo hijos pero si sobrinos y los he ido prendiendo como dices sin una guerra ni una mala palabra ni na ,solo la indiferencia y el estorbo que les causas, duele y duele ,te sientes sola y olvidada sin saber la razón,La adolescencia? o la indiferencia que sienten por todos?en este caso si es tu hija la tienes hay (si quiere tenerte a su lado ) pero la recuperaras
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una etapa más, hay que pasarla, qué remedio!!! Pero es así, Txatxa, nos volvemos extraños para ellos y ellos para nosotros, ya seamos padres, tios o abuelos, no hay mucha cabida en su mundo.
      Muchos besitos, guapa y gracias por animarme.

      Eliminar

Toda imagen tomada de la red será retirada si el autor así lo solicita.

Gracias por danzar conmigo.