Mis amigos

Traductor

Directo a tu buzón

jueves, 18 de septiembre de 2014

SONRISAS PINTADAS



Embriagada por el perfume de la mentira se despoja del sueño reparador. Deja enfriar la mente y el calor de su cuerpo queda revuelto en las arrugadas sábanas. La ducha le da los buenos días arrastrando los restos de alguna duda.

Maquilla sonrisas y rubor, miradas rebosantes de alegría que mienten al espejo con sus guiños. Cepilla con desgana un despeinado juicio. Y se lanza a bucear en el armario para elegir la grácil prenda que la ayude en su empresa. Elige colores que desentonan con su ánimo y calza elevación en un intento de escapar del suelo.
Foto de Internet




Envidian la sonrisa que desaparece al cierre de una puerta, la que se emborrona cuando apaga la luz, la que se pierde en los días grises y ella trata de rescatar a base de carmín.

Pasea por la vida en un estado etéreo, intentando despistar al mundo. No quiere que sus pasos retumben en las calles, ni que su voz quede suspendida en el tiempo. Se niega a ser reflejo de nada. Ser solo ella con sus incógnitas y acertijos, sus divisiones y sus restas. Con lo complicado y lo sencillo.

Nada fácil.

Llega a la noche y despinta de su cara el rostro Monalisa. Se envuelve en un narcótico sueño donde  Butterfly le da la enhorabuena por otro día más.





                                                                                                                                                          

30 comentarios:

  1. Es trisste, pero puede ser real... ¿Quien no ha intentado ocultar su tristeza y decepción?

    Odio la mentira...

    Muchos besos, bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta sociedad en la que vivimos sobran las explicaciones, es más fácil sonreír.
      Gracias, Carmen. Tu visita siempre me alegra.
      Mil besitos.

      Eliminar
  2. Los sentimientos se reflejan en la cara como en un espejo. Se intentan maquillar pero están ahí, aunque hay quien hace un sobreesfuerzo y despista.
    La tristeza, a mi entender, no se debería ocultar y reir sí, pero una risa que salga de dentro.
    Besos,querida Aurora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Difícil empresa lo de despistar tristezas, querida Ohma. Me encanta esa risa espontánea, cómo tú dices, la que sale de dentro, es la mejor.
      Siempre bienvenida, gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. "Ser solo ella con sus incógnitas y acertijos, sus divisiones y sus restas. Con lo complicado y lo sencillo..."
    Tarea nada fácil lo se por experiencia diaria
    Me gusta mucho el tema que has elegido este duo me cautivó hace muchos años con sus letras nada triviales

    Siempre es un placer
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil, cierto. Un dúo fantástico, me encantan desde que empezaron.
      Gracias por tu comentario, guapa.
      Un besazo.

      Eliminar
  4. es un retrato real de la tristeza,del ocultar la emoción detrás de una máscara,que lamentablemente nos solemos poner demasiado a menudo. Entrañable,a pesar de la tristeza..
    Logras hacerlo ligero eligiendo las palabras que le quitan la sensación melodramática que podría haber tenido y se queda en un retrato redondo e impecable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vestir tristeza, y quién no lo hace?? Intentamos disimular nuestras emociones cada día.
      Siempre agradecida mi Luni.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  5. Los labios se pintan de guerra para soñar la muerte...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu frase, es ideal.
      Gracias, mailconraul.
      Besitos.

      Eliminar
  6. Me repito...

    Un escrito muy bueno, muy real.

    Muchos besos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy real, sí.
      Gracias, preciosa. Adoro que te repitas.
      Mil besitos.

      Eliminar
  7. Uno puede maquillarse muchas veces para los ojos del resto, pero nunca para los propios.

    Besos muy dulces para tu fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podemos mentirnos, Dulce. No funciona.
      Gracias, siempre gracias por tus letras.
      Mil besitos.

      Eliminar
  8. La eterna lucha entre el interior verdadero y la mentira que se muestra al exterior. Un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Rendan. Eterna lucha.
      Gracias amigo, por tu comentario.
      Abrazos.

      Eliminar
  9. Esa necesidad de pintar y ponernos la máscara para enfrentarnos a la vida, tantas veces como días pasan por ella, colocarnos bajo las armaduras verosímiles y capaces de alcanzar, que nos muestran impolutos al mundo, pero sabiendo que en el interior esta ese lado humano que a pesar de las apariencias nos muestra como somos, con nuestras incógnitas, nuestras virtudes y defectos que siempre están hay en nuestro interior.

    Muy Interesante tu entrada Auroratris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo describes muy bien Agapxis. Lo ves como yo.
      Agradezco mucho tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Pintar sonrisas en un mundo donde casi todo está maquillado por la mentira, ponerse un disfraz para querer aparentar ser otra persona con otros sentimientos distintos a los sentidos, manipular la verdad en una mentira, ser lo que no se es... ¿a quién se puede engañar cuando la realidad habita en una mirada que no puede engañar a nadie ni siquiera a su propio espejo?

    Muy bella tu entrada, querida Auroratris, como todas las que escribes, siempre es un placer leerte.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mirada es el reflejo del alma, quien de verdad te conoce sabe por tus ojos cuando mientes. Ahí no hay escapatoria.
      Un placer leerte, María.
      Mil besitos, guapa.

      Eliminar
  11. Y es que dicen que cuando uno está con el ánimo bajo hay que combatirlo poniéndonos guapos, con colores alegres y sonriendo, aunque nos cueste.

    Un buen método.

    Besotes domingueros.

    ResponderEliminar
  12. Ahí, combatiendo!! Con todos los recursos de los que seamos capaces.
    Gracias, Toc. Por todo y lo sabes, jejejeje.
    Besazos otoñales.

    ResponderEliminar
  13. Camufla sus penas tras una sonrisa pintada de color carmín. Y ello, no necesariamente la hace hipócrita. A veces se sonríe por fuera mientras se llora por dentro, cuando otros dependen de uno y no podemos darnos el lujo de quebrarnos. También cuando no hay un hombro fraterno donde llorar. Y otras veces, cuando se vive en una jungla de cemento, donde hay chacales esperando para hacer leña del árbol caído.
    Por ello, respeto a quien se come sus lágrimas y muestra una sonrisa, porque muchas veces resulta (salvo excepciones) héroe anónimo de su propia historia, porque no cualquiera hace de tripas corazón y no cualquiera sigue sonriendo y luchando como si nada, con una daga clavada en su costado.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aplaudo mucho tu comentario, Juan Carlos. Captas el mensaje del post. Somos héroes anónimos de nuestras propias historias.
      Gracias por tus palabras tan bien acertadas.
      Saludos.

      Eliminar
  14. esas sonrisas pintadas a veces ocultas tas un corazon triste

    besitos dulces preciosa, por aqui lluvioso
    feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre protegiendo al corazón.
      Por aquí también llora el otoño.
      Gracias Cora y mil besitos de buena semana para ti.

      Eliminar
  15. Otro día más, maquillados para despistar al mundo. El negocio de los laboratorios de cosmética está asegurado.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca irán a la quiebra, Amando. Te lo aseguro, jejeje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Existen tantas sonrisas detrás de las máscaras: tristeza, dolor, hipocresía...
    Bello texto.
    Gracias por acordarte de mí.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar

Toda imagen tomada de la red será retirada si el autor así lo solicita.

Gracias por danzar conmigo.